El plan “Añez” para la quiebra de Boliviana de Aviación

El plan consta de cuatro acciones orientadas a quebrar Boliviana de Aviación (BOA), aerolínea bandera de Bolivia y propiedad del Estado:

  1. Eliminación de sus directivos.
  2. Intimidación al personal.
  3. Desmantelamiento de la empresa.
  4. Declaración de quiebra.

 

  1. Eliminación de sus directivos.

Esta fase ya ha sido prácticamente concluida con la renuncia forzada de los directivos de la anterior administración. Boliviana de Aviación es una empresa construida con el esfuerzo de todos y cada uno de sus trabajadores, sin embargo los principales blancos de persecución han sido aquellos que por sus conocimientos y cargos podrían haber resultado peligrosos para el plan destrucción de la empresa por parte de los ejecutivos de “Amaszonas”.

  1. Intimidación del personal: Un Ambiente Siniestro.

 La sensación general del personal  es de miedo por el constante amedrentamiento y autoritarismo desde que se instauró la nueva dirección de BOA. Los castigos y despidos injustificados, así como  las renuncias forzadas se han convertido en un arma para lograr la sumisión a una larga cadena de abusos denunciados , que van desde el acoso sexual por parte del gerente de operaciones (Stanislao Finfera) , el  Jefe de Pilotos (Boris Garcia Agreda) y otros directivos, hasta acciones ilegales como la contratación de nuevo personal sin convocatorias externas ni procesos reglamentarios de selección, como por ejemplo el caso de gente que fuera incluso rechazada en anteriores convocatorias por su insuficiencia de méritos y capacidades. (Estos y otros hechos han sido también objeto de denuncia pública como en el caso de la carta de Adolfo García Pinedo, ex gerente de operaciones de BOA.)

Un meme que circula internamente en BOA:

Además de lo expresado, el fuerte contraste con la administración anterior  y el origen de los nuevos directivos, que en realidad son empleados de la empresa Amaszonas, ha conducido a los trabajadores de BOA a intentar fundar recientemente un sindicato, a pesar de las amenazas recibidas. Este ha sido reconocido por la COB, pero vetado por el Ministerio de Trabajo.

  1. Desmantelamiento de la Empresa.

 -Destrucción del Servicio con fines de corrupción y daño a imagen de BOA.

A pesar de que los precios de los pasajes se han mantenido en su mismo nivel, la comida ha sido disminuida en los vuelos internacionales y completamente eliminada en los nacionales. Esta irregularidad viene acompañada de otra ilegalidad: la empresa de Catering que provee los alimentos y bebidas ha sido contratada sin convocatoria pública ni licitación, y en la actualidad se apresta a renovar “contrato”.

-Alteración de Rutas, horarios y frecuencias para beneficiar a Amaszonas.

 En la prensa boliviana ya existen numerosas denuncias, incluso de una diputada afín al actual gobierno de facto,  sobre diferentes irregularidades que apuntan al desmantelamiento de BOA. Entre ellas, cabe destacar el cierre de rutas, como en el caso de Chimoré o Monteagudo, la  alteración de frecuencias de  vuelos, como es el caso del mayor polo turístico de Bolivia: Uyuni. Mientras las frecuencias de BOA disminuyen, las de Amaszonas se incrementan. Lo mismo sucede respecto a los horarios, siempre  en favor de los de Amaszonas.

Pero esto no es todo, SABSA, cuyo gerente también proviene de Amaszonas prioriza los servicios de aeropuerto para su empresa “madre”, en desmedro de BOA, mientras que el director de la DGAC, otro “hijo” de Amaszonas, esta certificando las nuevas aeronaves de Amaszonas en abierta violación de la normativa sobre plazos para dicho trámite. Está demás decir que las nuevas aeronaves van a cubrir la demanda que BOA ha perdido por el sabotaje descrito.

La situación ya es tan grave que, a solo tres meses del golpe de Estado, está empezando a afectar el pago regular de sueldos y viáticos al personal de BOA e incluso el de combustible, como en el caso denunciado en Santa Cruz. Pero el daño económico ocasionado no termina ahí. Varias personas, cuyos despidos fueron escandalosamente ilegales por parte de una administración ignorante y deficiente, han iniciado procesos laborales. Algunos exigen cuantiosas indemnizaciones, otros recontratación o ambas cosas.

-La destrucción de la base de Cochabamba para trasladarla a Santa Cruz.

Como en caso de la Planta de Urea, la destrucción de la base de Cochabamba para trasladarla a Santa Cruz ya empezó a ejecutarse. Hace un mes se emitió un comunicado oficial estableciendo el traslado de 60 tripulantes y pilotos a la ciudad de Santa Cruz, como un primer paso para despojar a la cuna de la aviación boliviana de su tradicional sitial a la vanguardia del transporte aéreo nacional. Cochabamba será un mero destino, una escala en las rutas aéreas de empresas cruceñas. Esta situación aun no se conoce debidamente gracias al silencio cómplice de los medios por lo que, llegado el momento, puede esperarse el estallido de movilizaciones masivas contra este atentado al patrimonio del departamento, como en el caso de la Planta de Urea.

Carta que circula internamente en BOA:

 

-El alquiler de aviones que terminará de “hundir” a BOA.

 La anterior administración había proyectado e iniciado tratativas para el alquiler de aeronaves Air Bus (utilizadas por Avianca Brasil) para suplir las rutas internacionales (Miami y Madrid) al precio de 260,000 dólares al mes. La actual administración de Amaszonas en BOA ha decidido que tal medida es “excesivamente barata” y ha empezado tratativas con Boeing para alquilar similares aeronaves (787) al precio de 600,000 dólares. El propósito de tan “singular” medida es evidente.

  1. Declaración de quiebra.

 En el departamento de finanzas  ya se han identificado manipulaciones fraudulentas para forzar balances negativos en la empresa, como si no fuera suficiente con el sabotaje para afectar las operaciones y rentabilidad de BOA. Las anunciadas “alianzas estratégicas” involucran no sólo a Amaszonas, sino también a Eco Jet. Lo que la opinión pública desconoce es que el señor Humberto Roca tiene acciones en Amazonas y alquila aviones a Eco Jet, empresa donde la falta de pagos de sueldos y viáticos es crónica. BOA también tendrá que hacerse cargo de la situación de bancarrota de esta empresa y de las deficiencias amazonas.

Cuando se declare la quiebra de BOA, el señor Humberto Roca aparecerá como el “Salvador” de la situación, replicando lo sucedido con el Lloyd Aéreo Boliviano y Aerosur.

Apenas han pasado tres meses desde el golpe de Estado pero ya parecen tres años: ¿Hay alguien que recuerde a quiénes garantizaban que los trabajadores de BOA lleven el pan a sus familias?

ice_screenshot_20200222-141924

Fuente: https://www.facebook.com/search/top/?q=boliviana%20de%20aviacion&epa=SEARCH_BOX

 

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.