¿Tienen razón #EEUU y la oposición venezolana sobre «la mala gestión» de Maduro y la crisis de la #economía de #Venezuela?

¿Tienen razon #EEUU y la oposición venezolana sobre «la mala gestión» de Maduro y la crisis de la #economía de #Venezuela?

Articulo de  Steve Ellner  ¿Cuánto de la Crisis venezolana es Culpa de Maduro?

Satanizar

Desde  Fidel Castro ningún un jefe de estado latinoamericano  ha sido tan satanizado como Maduro. Pero la polarización de la guerra fría colocó a Cuba en el campo enemigo y  esa nación tenía un sistema de partido único.

Trump atribuye la crisis económica de Venezuela al «fallido sistema del socialismo» y  la narrativa que domina en Washington y medios corporativos se ensaña en recalcar que  Venezuela es un desastre desde el punto de vista económico y político. «La culpa exclusiva del lamentable estado de la economía la tienen Maduro y sus secuaces».

La omisión interesada

No es sorprendente que los principales medios de comunicación se hayan abstenido de cuestionar estas suposiciones. La mayoría de sus informes ponen el acento en la incompetencia y la corrupción del estado, mientras eluden los efectos perjudiciales de las sanciones económicas aplicadas por la administración de Trump.

La siempre «profunda» izquierda

En la izquierda muchos hablan de  las sanciones económicas como responsables, al menos en parte, de las acuciantes dificultades económicas de Venezuela y algunos se oponen a las sanciones, pero se unen a la oposición para golpear al gobierno de Maduro cuando se trata del sistema político, pero pocos examinan críticamente el estado de la democracia venezolana.

Durante  una gira de solidaridad  en Estados Unidos y Canadá, a menudo escuchamos la declaración de que conocer las causas de los problemas económicos y políticos de Venezuela no es esencial porque la cuestión central  es la ilegalidad de las sanciones de Trump y las amenazas de intervención militar. ¿Pero acaso el derecho internacional pone punto final a la discusión sobre la crisis económica?

¿Cual es el origen de los Problemas Económicos según la oposición?

La oposición venezolana argumenta con frecuencia que ni las sanciones ni la caída de los precios internacionales del petróleo son culpables de las dificultades económicas de la nación, sino la mala gestión de la economía. En el mejor de los casos, la caída de los precios del petróleo contribuyó a los problemas, pero no fue una causa fundamental. Algunos opositores niegan o minimizan la importancia de los precios del petróleo como factor al señalar que las economías de otros países de la OPEP son tan dependientes de las exportaciones de petróleo como las de Venezuela, pero sus economías no se han desplomado a los mismos niveles.

El argumento central de la oposición aquí es que los graves problemas económicos de Venezuela son anteriores a la aplicación de las sanciones de Trump e incluso preceden al descenso de los precios internacionales del petróleo a partir de mediados de 2014. Es decir, las locuras del gobierno con efectos desastrosos vinieron primero y fueron seguidos  por la declinación de los precios del petróleo y después vinieron  las sanciones. Henrique Capriles, afirmó que la crisis comenzó antes de la caída de los precios del petróleo, pero durante mucho tiempo fue «ignorada, reprimida y encubierta» por el gobierno.

Las dos mentiras de la oposición 

Hay dos falacias en esta línea de pensamiento. En primer lugar, la llamada guerra económica contra Venezuela, que finalmente incluyó las sanciones impuestas por Trump, precedió a todo lo demás. Washington casi desde el comienzo de la presidencia de Hugo Chávez en 1999 no se quedó de brazos cruzados mientras el lider venezolano desafiaba el consenso neoliberal de Washington, así como la hegemonía de Estados Unidos. La hostilidad de Washington dañó seriamente la economía venezolana desde un principio y de múltiples maneras.

Por ejemplo, Bush prohibió la venta de piezas de repuesto para los costosos aviones de combate F-16 de la fuerza Aérea venezolana en 2006, lo que obligó al país a recurrir a Rusia para la compra de 24 aviones de combate Sukhoi SU-30. (En lugar de repuestos se tuvo que adquirir aviones ). Además, las sanciones internacionales no comenzaron con Trump, sino con Obama en 2015, lo que fue justificado por su orden ejecutiva llamando a Venezuela una amenaza a la seguridad nacional de EE.UU. Esa orden fue seguida por una avalancha de salidas de Venezuela de multinacionales como Ford, Kimberly Clark, General Motors, Kellogg’s y casi todas las aerolíneas internacionales.

En segundo lugar, los precios del petróleo en Maduro no sólo han sido bajos desde 2014, sino que han caído en picada.

ice_screenshot_20190416-154055

Fuente: Macro Datos 2019

Esto es particularmente problemático porque los altos precios crean expectativas y compromisos que luego se transforman en frustración e ira cuando se produce una caída tan abrupta . Los precios actualmente superan ligeramente la mitad de lo que eran antes de la caída, a pesar de su modesta recuperación desde 2017.

Los factores reales de la crisis venezolana

Tres factores explican los males económicos de Venezuela, no uno: los bajos precios del petróleo, la «guerra económica» contra Venezuela, y las políticas equivocadas. En esta Última categoría se destaca la letárgica respuesta de Maduro al problema de la creciente disparidad entre los precios oficiales fijados por el gobierno en ciertos rubros de escaso abastecimiento y sus precios en el mercado negro. El gobierno ha encontrado grandes problemas en la distribución de productos básicos obligando a los venezolanos a comprar esos mismos bienes en el mercado negro de precios más altos. El sistema es propicio para la corrupción  ya que muchos de los productos que se supone que se venden a precios reducidos terminan siendo vendidos en el mercado negro o enviados a la vecina Colombia.

La Etiqueta de «Dictadura» 

Los medios de comunicación no realizan  buenas verificaciones de hechos en sus reportajes sobre Venezuela. Muchas declaraciones sobre la democracia venezolana son descaradamente engañosas y la mayoría son mentiras . Un ejemplo de lo anterior es la afirmación de the Guardian de que el gobierno venezolano «controla la mayoría de las éstaciones de radio y TV que transmiten un flujo constante de propaganda Pro Maduro.»

De hecho, entre las personas que sintonizan canales venezolanos, el 80 por ciento es audiencia de   los tres principales canales privados (Venevisión, Televén y Globovisión) que no pueden ser acusados de progubernamentales. Y esto sin contar a los que prefieren ver los canales de cable internacional

Los que llaman a Maduro dictador hacen dos afirmaciones básicas: En primer lugar, se alega que el gobierno ha reprimido «brutalmente» las manifestaciones «pacíficas» de cuatro meses de duración destinadas a provocar un cambio de régimen llevadas a cabo en 2014 y 2017. De hecho, las protestas apenas fueron pacíficas. Seis Guardias Nacionales y dos policías murieron en 2014 y manifestantes dispararon contra una base de la fuerza aérea en Caracas y atacaron varias comisarías de Táchira en 2017. Hay diferentes versiones de las circunstancias que rodearon las numerosas muertes ocurridas en 2014 y 2017, lo que requería un análisis imparcial, que los medios de comunicación apenas han intentado presentar. La represión policial es censurable – y hubo represión en ambas ocasiones-independientemente de las circunstancias, pero el contexto tiene que ser introducido en el cuadro.

En segundo lugar, la oposición niega que la reelección de Maduro en Mayo del año pasado fuera legítima porque la elección fue convocada por la Asamblea nacional Constituyente ( ANC), cuya existencia no tiene base legal. Uno de los principales abogados constitucionales de la nación, Hermann Escarrá, ha defendido la legalidad del ANC, mientras que otros formulan argumentos plausibles en contra. Una vez más, los principales medios de comunicación no han podido presentar ambas partes o tratar objetivamente el tema. Sin embargo, casi todos los partidos de la oposición que se negaron a participar en las elecciones presidenciales de 2018 sí participaron en las elecciones para gobernadores del año anterior, convocadas por la Asamblea nacional Constituyente. Contradictoriamente, la justificación de la autoproclamación de Juan Guaidó como presidente de Venezuela en enero 23 se basa en la «ilegitimidad» de la Asamblea nacional Constituyente

La violación de las normas democráticas y los casos de represión policial no demuestran por sí mismos que un gobierno sea autoritario o dictatorial. Si lo hicieran, los Estados Unidos difícilmente serían considerados democráticos. La verdadera cuestión definitoria es si se produce un fraude electoral en el que los votos no se cuentan correctamente. Esa acusación ha estado ampliamente ausente en la controversia sobre las recientes elecciones, incluso entre los líderes de la oposición radical.

Los medios de comunicación y los políticos de Washington califican libremente a Maduro de «Autócrata» de «dictador» y «autoritario».»Más que lo que se dice sobre las dificultades económicas de Venezuela, el uso de estos términos ha tenido un profundo efecto en la formulación de políticas. Los problemas económicos de una nación no deben justificar ninguna intervención de ningún tipo.

El problema real de la disputa, por lo tanto, es el estado de la democracia venezolana, tal como lo representa la narrativa dominante. Sorprendentemente, no hay actor principal en la política dominante y los medios de comunicación principales dispuestos a desafiar esa narrativa con todas sus cuestionables afirmaciones sobre el gobierno de Maduro.

Steve Ellner es profesor retirado de la Universidad del este de Venezuela y actualmente  editor asociado de «Perspectivas Latinoamericanas». Entre sus libros sobre América Latina está : «the Pink Tide Experiences: Breakths and Shortcomes in Twenty-First Century Latin America» (Rowman & Littlefield, 2019).

FUENTES:

How Much of Venezuela’s Crisis is Really Maduro’s Fault?  (¿Cuánto de la Crisis venezolana es Culpa de Maduro?)

 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.